La Ratpenat

Después de unas cuantas sesiones de entrenamiento por fin llegó el día de correr la Ratpenat, una pedalada nocturna que se celebra en Roses cada año y en la que participamos mi tío Salva y yo por primera vez.

DCIM100GOPRO

Llegamos pronto y nos encontramos con muy buen ambiente, como siempre. Éramos unos ciento y pocos participantes y nos quedamos alucinados del nivel que había… Nos encontramos que participaban unos cuantos clubs de BTT, vamos, gente entrenada…

wp-1466438014719.jpg

Arrancamos la cursa en el pabellón municipal de Roses a las 21:00, mientras todavía había bastante luz, y salimos por la parte de atrás del pelotón.

pujant la ratpenat

20160618_212821

Empezamos a rodar suave hasta que dejamos de pisar asfalto y saltamos a la montaña sobre el km 5, entonces empezamos a apretar un poco y comenzaba el ascenso, hasta que… catacrack! El cambio de marchas de Salva implosiona y se incrusta en los radios de la rueda trasera, todavía no sabemos cómo!? Pero ahí estaba el cambio inservible y la cadena trabada. Así que tuvimos que partirlo para poder hacer girar la rueda y Salva tuvo que bajar el camino para llegar al pueblo y esperar a que yo acabara.

Justo después del incidente todo cambió: se cerró la noche y se levantó una tramuntana como no había visto nunca. En ese momento iba el último pero empecé a subir bastante bien, un poco alto de pulsaciones, pero a muy buen ritmo, y pronto empecé a pillar a los rezagados.

subiendo la ratpenat

La rueda delantera me pegaba fuertes sacudidas y vi como algunos participantes se caían de la bici por el viento lateral que soplaba con mucha fuerza. Después de ayudarlos seguí tirando fuerte hacia arriba con gran dificultad porque el mismo viento levantaba mucho polvo y no se veía nada (teniendo en cuenta que además era de noche, no se veía nada a 3 metros de distancia ni con la luz).

wp-1466437456795.jpg

Y todas las posiciones que había ganado hasta entonces las perdí cuando llegué a la “pujada imposible”, un camino alternativo opcional para alcanzar la cima. Mala elección porque perdí mucho tiempo en esa rampa de 300 metros con un desnivel del 25%, mientras que los demás iban serpenteando por el camino más fácil, así que volví a llegar de los últimos al avituallamiento y tras un poco de cachondeo con la gente que estaba parada allí empecé mi descenso suicida, donde fui recuperando posiciones rápidamente y seguí recuperando en la siguiente subida de unos 6 km que me parecieron 6000… hasta que ya no pude conectar con más participantes y me tiré un buen rato tirando yo solo hasta llegar de nuevo a Roses.

Elapsed Time
02:30:37
hours
Moving Time
02:09:33
hours
Distance
29.81
km
Average Speed
13.81
km/h
Max Speed
55.44
km/h
Elevation Gain
881.00
meters

Resultado final: una experiencia inolvidable y muy divertida (ir con Salva es una garantía, jejeje), podría decir que disfruté tanto como sufrí, que no fue poco, y quedé muy satisfecho porque supe encontrar las fuerzas cuando las necesité.

I got my mind made up, man, I can’t let go.
I’m killing every second ‘til it saves my soul.
(Ooh) I’ll be running, (Ooh) I’ll be running,
‘Til the love runs out, ‘til the love runs out.
And we’ll start a fire, and we’ll shut it down,
‘Til the love runs out, ‘til the love runs out.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *