Piña Flambeada

Esta semana iba como loco para probar mi nuevo juguetito: un soplete de cocina! Así que compré una piña natural entera, la corté a tacos largos, puse un poco de mantequilla en la sartén con un poco de azúcar y cuando estuvo derretida empapé bien los trozos de piña. Después eché un chorro generoso de brandy y con el soplete en una mano y con una tapa de sartén en la otra por si acaso le prendí fuego a la piña hasta que se consumió todo el alcohol. Y cuando empezó a coger un color un poquito más oscuro, al plato con canela en polvo.
Es preferible dejar que se enfríe y dejarlo en la nevera un rato para comerse la piña bien fresquita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *